De la Cleopatra de Liz Taylor al Dark Horse de Katy Perry: el antiguo Egipto y la cultura de masas

Producciones hollywoodienses, marcas de cosmética, colecciones de reconocidos modistas, videoclips musicales, máquinas tragaperras…Nada escapa a la estética egipcia en nuestros días. ¿Qué tiene el Egipto de los faraones que, después de más de dos milenios, sigue ejerciendo un enorme poder de atracción?

En 1963 se estrenó una de las producciones cinematográficas más sonadas de todos los tiempos: Cleopatra, de Joseph L. Mankiewicz. A pesar de las críticas que despertó por su desorbitado sobrecoste, el film fue un éxito de taquilla y se ha convertido en un referente ineludible de la historia del cine.
Fig.1. Cleopatra (1963) interpretada por Elizabeth Taylor.

No es este el lugar para entrar en los pormenores del reparto, del guión o de los incontables cambios de estilismo de Liz Taylor en su papel de reina del Nilo. Lo que no puede pasarse por alto es que la película reprodujo algunas de las ideas e imágenes más comúnmente asociadas al antiguo Egipto: una Cleopatra sensual y seductora, el poder y el orgullo de una civilización extraordinaria capaz de plantarle cara a Roma, la riqueza y la exuberancia… Ved, si no, este breve fragmento de uno de los momentos míticos del largometraje: la entrada triunfal de Cleopatra en Roma.


Esa visión idealizada de lo egipcio no era, ni mucho menos, nueva. La atracción por Egipto viene ya de época romana, aunque fue sobre todo en el siglo XIX, con los relatos de las expediciones europeas por las fabulosas tierras del Nilo, cuando la idea se asentó de manera definitiva. Lo que sí podemos decir es que la superproducción de Hollywood marcó un antes y un despuésen la popularización de la Antigüedad egipcia y es un ejemplo paradigmático de la adaptación del pasado al consumo de masas. Un modelo que se ha repetido, con más o menos fortuna, hasta la actualidad.

Lo cierto es que hoy en día podemos encontrar diosesegipcios, pirámides, esfinges, jeroglíficos, faraones y reinasen todo tipo de contextos y bajo todo tipo de formatos. Pero, ¿por qué? ¿Qué hace que el antiguo Egipto forme parte del mainstream?

Hay una cosa clara: Occidente siempre se ha sentido fascinado por Oriente. Lo orientalrepresenta lo diferente, lo exótico, lo cautivador. De alguna manera, el Egipto de los faraones ha asumido el papel del Oriente antiguo,alejado de la racionalidad y el pragmatismo de griegos y romanos. Y ya sabemos que lo exótico vende. Es más, alrededor de Egipto se han construido una serie de idealesque han tenido gran aceptación en la sociedad de consumo y que han asegurado su omnipresencia en nuestro día a día.

Uno de ellos es el misterio.Lo poco familiares que nos resultan algunas de las facetas de la cultura egipcia (los enrevesados jeroglíficos, la práctica de la momificación, el panteón medio humano-medio animal), unido a la perplejidad que sigue causando su alto desarrollo cultural -«¿Cómo pudieron construir las pirámides con tan pocos medios?», se pregunta mucha gente-, han hecho que la civilización del Nilo pase a la historia como una de las más enigmáticas de la Antigüedad.

Ese aura de misterio es la responsable de que infinidad de películas, series de televisión, videojuegos y novelas hayan utilizado Egipto como escenario de trepidantes aventuras, en las que los protagonistas deben superar todo tipo de sortilegios, trampas y maldiciones de faraones pasados a mejor vida.
Fig.2. Indiana Jones descifrando enigmas en la ciudad egipcia de Tanis, en En busca del Arca Perdida (1981).
Fig.3. Los protagonistas de La Momia (1999) atrapados en las ruinas de Hamunaptra, la Ciudad de los Muertos
Fig.4. TombRaider, uno de los videojuegos más populares de las últimas décadas, ambienta algunas de sus aventuras en Egipto.
Incluso, llevado al extremo, el carácter misterioso se convierte en argumento de la identificación de lo egipcio con el esoterismo y el ocultismo, incluso con los viajes interestelares y el mundo alienígena.
Fig.5. Los dioses y símbolos egipcios como emblema de una baraja de Tarot.
Fig.6. Stargate (1994), una de las muchas películas que inciden en el vínculo entre egipcios y alienígenas.
El antiguo Egipto o, mejor dicho, sus dirigentes, también aparecen en los medios como quintaesencia del poder despótico. Reinas y faraones son representados como figuras de gran personalidad, orgullosas e incluso despiadadas, para quienes la vida de sus súbditos no tiene ningún tipo de valor cuando lo que está en juego es asegurarse la gloria eterna. Pensemos, por ejemplo, en lo arraigada que está en nuestro imaginario la escena –errónea arqueológicamente hablando- de miles de esclavos construyendo las pirámides bajo la mirada impávida de los capataces.

Fig. 7. Viñeta de Asterix y Cleopatra (1965).
Fig. 8. Fotograma de Los diez mandamientos (1956).
En este mismo sentido, los grandes monumentos egipcios –en especial los funerarios- se han convertido en símbolo de perdurabilidad, igual que las momias que albergan en su interior. Por eso no resulta nada extraño encontrarlos en la publicidad como argumento de calidad y resistencia.

Pero, por encima de todo, el antiguo Egipto ha servido y sigue sirviendo para evocar la riqueza y el lujo. Aquí ha tenido mucho que ver la idea, muy presente desde la propia Antigüedad, de grandes tesoros ocultos en cámaras funerarias, cuyo gran hito es el descubrimiento de la tumba de Tutankamón en 1922. Egipto está irremediablemente asociado al oro, el lapislázuli y a otras piedras preciosas. Un referente compartido que han sabido aprovechar casinos, máquinas tragaperras y hoteles de lujo para reforzar su mensaje de ostentosidad y lucro.
Fig. 9. Hotel y casino Luxor, en Las Vegas.

Fig. 10. Máquina tragaperras de temática egipcia.


Fig. 11. Momias, riquezas y cazatesoros en un juego de Playmobil.
Y si a la ya de por sí sugerente idea de riqueza añadimos la exuberancia y el exotismo del Nilo, las bonanzas de un clima tórrido y el refinamiento cultural, todo apunta al ya comentado ideal del Oriente sensual. Un Oriente que, casi siempre, asume la figura de mujer. En este sentido, las reinas egipcias representan en nuestro imaginario la belleza exótica y la seducción. ¿Por qué, si no, se utilizan como reclamo en infinidad de productos de cosmética y moda?
Fig. 12. Jabón Cleopatra, para sentirse como una reina.


Fig. 13. EgyptianMagic, la crema facial que guarda el secreto del Antiguo Egipto.


Fig. 14. Inspiración egipcia en la colección primavera / verano 2004 de Dior.
Hablar de belleza y seducción en femenino nos conduce irremediablemente a recuperar el personaje con el que empezábamos este post: Cleopatra, símbolo de Egipto donde los haya. La reina del Nilo es un personaje reconocible por la inmensa mayoría de nuestra sociedad, de ahí su presencia cotidiana. Al arraigo de su imagen han contribuido algunos de los grandes referentes de la cultura de masas, entre ellos la Cleopatra de Mankiewicz.

Por ello no debe sorprendernos que en 2014, algo más de cincuenta años después del estreno del film, la cantante Katy Perry haya reproducidoen el videoclip de su single DarkHorselos mismos clichés sobre Cleopatra y Egipto a los que ya había recurrido la superproducción hollywoodiense. Eso sí, adaptados a las particularidades de la industria de la música pop y a la estética de principios del siglo XXI.


Una muestra más del poder evocador que tienen los medios de comunicación en el anclaje de ideas sobre el pasado y de cómo éste, más allá de las piedras, sigue estando muy vivo en nuestro presente.



 TONO VIZCAÍNO 

Bio
Soy doctor en arqueología por la Universitat de València. Mi línea de investigación se enmarca en la llamada arqueología pública, que estudia las relaciones entre arqueología y sociedad. En particular me interesa conocer los usos que se hacen del pasado en el presente. Sobre éstas y otras cosas hablo en el blog y el Instagram de #Piedra. ¡La arqueología a la vuelta de la esquina!



Imágenes:















Esperamos que os haya gustado esta entrada y nos ayudéis a compartir nuestro trabajo. Si usáis información de aquí, no olvidéis citarnos de la siguiente forma: (Nombre del autor), (Título del artículo), Explorando Egipto: [Consultada: (Fecha del día de consulta)] 

《Єxplorando Єgipto》

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...